Ángel AndújarContacto

Este es el salvavidas que permite a los autónomos empezar de nuevo tras ahogarse por las deudas

Uno de los riesgos más peligrosos a los que se enfrenta un autónomo cuando decide comenzar su propio negocio es que, ante una hipotética caída de la actividad y los ingresos, no tenga dinero para hacer frente a los gastos y se sumerja en unas deudas que después no sea capaz de pagar. Una situación que, en algunos casos, tiene un salvavidas: la ley de segunda oportunidad.

Recogida en 2015 y articulada a través del Real Decreto-ley 1/2015, de 27 de febrero y la Ley 25/2015, de 28 de julio, se define como un mecanismo que permite que «una persona física, a pesar de un fracaso económico empresarial o personal, tenga la posibilidad de encarrilar nuevamente su vida e incluso de arriesgarse a nuevas iniciativas, sin tener que arrastrar indefinidamente una losa de deuda que nunca podrá satisfacer».

La ley de segunda oportunidad establece que, en aquellos casos en los que haya quedado demostrada la insolvencia tras el concurso por liquidación o por la ausencia de masa activa, se puede solicitar al juez la exoneración de todas las deudas o una parte de ellas. Para ello, la deuda ha de ser inferior a los cinco millones de euros, se ha de demostrar que efectivamente no hay recursos con los que cubrir la deuda y hay que acreditar la buena fe de deudor. Este concepto, algo difuso, se desarrolla bajo ciertas condiciones.

Fuente: El Economista


Ángel Andújar

Abogado experto en Derecho Concursal y Segunda Oportunidad

Economista y Auditor de Cuentas

Administrador Concursal

 

A Coruña

981 13 12 68

 

Vigo

986 12 31 79

 

Madrid

91 060 02 17

 

Haga click en este enlace para dejar de recibir el boletín